Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
domingo, 23 de noviembre 2014

Perversos medios oficiales

Mienten a conciencia investigadores y prensa al afirmar que jóvenes cubanos manifiestan preferencia por trabajar con el Estado

LA HABANA, Cuba, marzo, 173.203.82.38 -La desfachatez de investigadores y periodistas cubanos para manipular la verdad es proverbial. El guión preestablecido en su mente o por orden del censor, dibuja un mapa de posibilidades a medio camino entre la realidad y la ficción. Sin embargo, ocultar el fracaso social se les hace más difícil cada vez.

Según la investigadora María Josefa Luis, del Centro de Estudios de la Juventud, los jóvenes cubanos, estudiantes y trabajadores, manifiestan preferencia por laborar en el sector estatal de la economía, algo que ni ella se cree, y muy a contrapelo de lo que acontece en la empleomanía nacional.

De acuerdo con lo señalado por la estudiosa, el trabajo para el sector juvenil constituye no sólo un medio y garantía de vida individual, sino una posibilidad real de participación en la sociedad: en los procesos y dinámicas económicas, sociales, ideológicas, políticas y culturales.

Pero nadie que viva en Cuba y conozca el vacío ideológico y la falta de perspectiva económica de los jóvenes bautizados como la Generación pos Muro de Berlín, da crédito a este panfleto triunfalista, escrito desde el oficialismo y en medio del caos en que se hunde el país.

El descalabro económico y la poca valoración social que ha pesado en las últimas décadas sobre ingenieros, pedagogos, médicos y otros profesionales de diversas ramas, en todos los sectores del país, se ha convertido para la juventud en un referente de resuelto rechazo al empleo estatal.

El pragmatismo generado entre los jóvenes por la desilusión de quienes han vivido de una profesión o un oficio, cuyos salarios y participación social no les sirve para terminar el mes, hace que sueñen con un empleo privado que les permita prosperar, y de ser con el Estado, sólo en el sector de los servicios al turismo internacional.

La mayoría de los jóvenes cubanos, antes que trabajar para el Estado, prefieren vender discos, montar un taller para arreglar teléfonos móviles, dirigir un gimnasio particular, poner un restaurante (paladar), grabar tatuajes por cuenta propia o manejar un almendrón (automóvil) del 53. Otros llegan al extremo de prostituirse.

Y esto no lo hacen por vocación, estrategia ideológica, o herencias culturales sembradas por la revolución: lo hacen por necesidad. La palabra de orden no es socialismo, unidad, entrega ni otras monsergas políticas promocionadas por la prensa oficial. ´La palabra es sobrevivir.

Para Ismael Rodríguez, un joven de 24 años que vende ropa en un portal de las calles Galiano y San José, trabajarle al Estado lo único que le dejó fueron malos ratos, poco salario y un exceso de desatención. Así que prefirió pedir la baja en un taller estatal de mecánica automotriz, y dedicarse al comercio por cuenta propia detrás de un improvisado mostrador:

“La ganancia es total –expresó-, pues el salario no me alcanzaba ni siquiera para salir con mi novia una vez al mes. Y si lo hacía, no podía comprarme ropa ni comer. Alrededor de 300 pesos (15 dólares) no dan para más. O sales a pasear, y no te compras el pitusa (jeans) ni comes, o lo haces al revés y te vistes y te acuestas a dormir o a ver la televisión.

Por su parte, Maricela Vega, una joven de 21 años que labora en una paladar y siempre soñó con estudiar economía, aprendió por la experiencia de su mamá que en Cuba esa carrera es irreal, un ejercicio de esterilidad y control sin ningún método ni apego a la vida concreta.

“Los más de 20 años de mi madre como especialista en economía de una empresa estatal, la convirtieron en una simple escribidora de planillas, sin voz ni voto a la hora de tomar una decisión. Y sobre el salario, ni hablar. Muy pocas veces ha podido escaparse de tener que inventar delante del fogón”.

Por eso, asegurar que los jóvenes prefieren el trabajo en el sector estatal es una desfachatez o una falta de rigor profesional, en las que se incurre a conciencia.  Y publicarlo en la prensa es una perversa manipulación de la realidad.

vicmadomingues55@gmail.com

Acerca del Autor

Víctor Manuel Domínguez
Víctor Manuel Domínguez

Periodista independiente. Reside en Centro Habana. vicmadominguez55@gmail.com

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: