Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
lunes, 20 de octubre 2014

La mentira por la mentira

Los cubanos no creen en utilidad del Censo de Población, y pagan con mentiras la mentira

LA HABANA, Cuba, septiembre, 173.203.82.38 -Aunque parezca increíble, a los caciques de Cuba aún se les puede ocurrir alguna buena idea. Por lo menos acaba de ocurrírseles una: situar a jóvenes estudiantes como enumeradores del Censo Nacional de Población y Vivienda, justo en momentos en que sus activistas tradicionales, sean de los CDR o de cualquier otra de esas recuas a las que aquí llaman “organizaciones de masas”, no cuentan con la menor simpatía ni con el respeto de nuestros ciudadanos.

Acostumbrados como estamos a la forma bruta y prepotente con que los CDR y demás recuas se entrometen en nuestra privacidad e invaden nuestros hogares con cualquier excusa (para llenar planillas o para formular preguntas), guiados por el estúpido precepto policial de que todos somos sospechosos mientras no demostremos lo contrario, uno llega a sentirse raro al ser entrevistado por esta muchachada del Censo, estudiantes de la enseñanza técnico-profesional, que piden permiso para sentarse y que traslucen inocencia y miramientos en su trato, así como en la particular manera en que enfocan las encuestas.

Por supuesto que de cualquier modo son vehículos al servicio del afán de control y de la vigilancia paranoica que el estado policial del régimen mantiene sobre nosotros. Pero uno no puede evitar agradecerles su candidez, más cuando sabemos de antemano (porque es obvio, sin que necesiten aclararlo) que ellos tampoco creen en los fementidos beneficios de este nuevo censo de población.

Tampoco, por muy simpáticos que nos resulten, está en manos de estos muchachones evitar que la gente les mienta al responder más de una pregunta, sobre todo aquellas que precisamente tienen como fin engrosar los archivos de la policía: por ejemplo, la disponibilidad salarial de las personas en contraste con los equipos electrodomésticos y otros objetos generadores de gastos en el hogar.

El descrédito y la total falta de confianza que se ha ganado el régimen ante los cubanos, por su inutilidad para resolver los problemas más antiguos y crónicos, y por la indolencia de sus mecanismos de represión, que copan todos los estándares de la vida, imposibilitan ya que la gente sea franca con sus comisionados, ni aun cuando se les diga que la franqueza redundará en su propio provecho.

Claro que las muchas mentiras que los ciudadanos les están diciendo a los enumeradores no son las que van a determinar el fiasco de este nuevo Censo de Población y Vivienda. Eso es algo que ya fue previsto en la organización del Censo, determinado a priori por el régimen, el cual no puede (y sabe que no puede) procurar un mínimo orden para el clima de simulación y para el gran caos económico y social (mucho más que habitacional) en que vivimos los cubanos.

Podremos darnos con un ladrillo en el pecho si por lo menos consiguen que al final estas encuestas arrojen cifras un poco más realistas que las existentes, en lo relativo al balance entre los grupos sociorraciales de la nación. Sería entonces el único saldo medianamente confiable del nuevo Censo de Población.

Por lo demás, no pasará de ser otra de esas formas de marear la perdiz a las que acude el cacicazgo para dar señales de vida (en realidad son estertores), con el objetivo de confundir a los tontos útiles del exterior y a sus cómplices sudamericanos. Pero no a nuestra gente, a la que podrá seguir dominando, pero sin que se deje engañar. No en balde le paga con mentiras esta nueva mentira.

Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente dirección: http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0

Ver más en:

Acerca del Autor

José Hugo Fernández
José Hugo Fernández

José Hugo Fernández es autor, entre otras obras, de las novelas El clan de los suicidas, Los crímenes de Aurika, Las mariposas no aletean los sábados y Parábola de Belén con los Pastores, así como de los libros de cuentos La isla de los mirlos negros y Yo que fui tranvía del deseo, y del libro de crónicas Siluetas contra el muro. Reside en La Habana, donde trabaja como periodista independiente desde el año 1993.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: