Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
miércoles, 16 de abril 2014

El delirio y la seda

Lo que el Comandante condena es la reforma económica que condujo al socialismo de mercado.

LA HABANA, Cuba, junio, 173.203.82.38 -Me cuento entre los que no saben qué rayos son las FC. Confieso que nunca he entendido bien al Comandante. Dígame usted ahora que le ha dado por ponerse conciso y críptico. Hay pocas pistas y ni Katiuska Blanco ni Talía González sueltan prenda.

Algunos mensajes, los menos, son bien directos: nadie duda que Alberto Juantorena sustituirá al carcamal de José Ramón Fernández en el comité olímpico y  dará el viajecito a Londres.

Otros mensajes tienen más de una lectura.  La condena a Deng Xiao Ping no es por la masacre de Tiananmen.  Ni siquiera es un ajuste de cuentas post-mortem por rencillas del pasado. Lo que el Comandante condena es la reforma económica que condujo al socialismo de mercado. Es una advertencia a los potenciales reformistas de por acá, un pitazo para que despierten de sus sueños chinos con las posibles derivaciones proto-capitalistas de los Lineamientos del Sexto Congreso.

El Comandante se pone hermético de verdad cuando escribe acerca de lo que conoce de los yogas gracias a los documentales del Discovery Channel que pone el periodista Reinaldo Taladrid en el programa televisivo Pasaje a lo Desconocido. ¿Y…?

Pero lo que me tiene delirante es qué se trae el Comandante entre manos con la moringa y la morera. ¿Acaso ponernos a comer hojas de moringa?

Soy casi vegetariano, casi por obligación. Otras veces hemos tenido que comer cosas peores –masa de claria pescadas en mojoneras o el muy condimentado con comino picadillo de soya, por ejemplo- y nos la hemos arreglado para sobrevivir. Pero, ¿y si por aquello de que eso es lo que comen los gusanos, nos ponen a comer hojas de morera? Quiero decir, lo que sobre de la alimentación de los gusanos de seda, porque luego de la sugerencia del Compañero Fidel, teniendo en cuenta que sus deseos aun son órdenes,  ya que las condiciones están creadas, según él, parece que nos encaminamos hacia la sericultura.

Como Scarabeo 9 no acaba de encontrar  petróleo en el Golfo de México, y si aparece, no se sabe de qué calidad y cuán sulfuroso será,  ¿vendrán las maquiladoras de la seda? ¿Se exportará la seda, como una vez la escoria, por el puerto de Mariel? ¿En vez de  petrolero, el sultanato será de seda? ¿Hilaremos seda en rueca los siervos para los mandarines?

El Comandante enumera las ventajas de producir seda: un trabajo bien remunerado y a la sombra, lo cual me recuerda aquellas cortinas rompe-vientos que hace más de 43 años pretendieron sustituir a los árboles frutales para dar sombra al café caturra que finalmente se achicharró bajo el sol. Prepárense para el próximo Cordón de La Habana.

Uy, qué regio, dirá el bloguero Paquito, al verse rodeado de hilos y trapos de seda,  perrísimo, en la conguita del CENESEX.

Ecologista y aguafiestas que soy, me suena espantosamente a nazi el hecho de que para producir la seda, una enorme cantidad de gusanos tenga que morir en los hornos dentro de los capullos.

Hablando como los locos, ¿por qué no fomentar el cultivo del cáñamo? Las condiciones están creadas. Sus semillas, que alimentan a los pajarillos, también deben servir – ay Jehová- para la alimentación humana. Eso, por no hablar del precio de la marihuana y el hachís  en el mercado negro mundial de estupefacientes. Además, una soga de cáñamo es mucho más adecuada para ahorcarse que una hecha con hilos de seda…Pero esto es solo una idea. Otra más entre muchas…

luicino2012@gmail.com

Acerca del Autor

Luis Cino Álvarez
Luis Cino Álvarez

Luis Cino Álvarez (La Habana, 1956). Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Se inició en la prensa independiente en 1998. Entre 2002 y la primavera de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Es subdirector de Primavera Digital. Colaborador habitual de CubaNet desde 2003. Reside en Arroyo Naranjo. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. El espacio para comentarios se cierra automáticamente 15 días después de ser publicada la nota. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus