Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
miércoles, 23 de abril 2014

¿Novedades en las elecciones cubanas?

Las “elecciones” podrían incentivar a las autoridades a reflexionar sobre el creciente desinterés del pueblo, obligado a simular

LA HABANA, Cuba, octubre, 173.203.82.38 -Las elecciones municipales del Poder Popular en Cuba tuvieron novedades el 21 de octubre.  Como es usual, el proceso de candidatura de los delegados para las circunscripciones en los barrios de todo el país culminaría con la confirmación de uno de las dos o tres  personas previstas por el Partido Comunista, muchos de los cuales se reeligen desde hace lustros. Sin embargo, la menor asistencia a votar y la cantidad de boletas en blanco o dañadas a propósito fueron significativas.

La demora en emitir los resultados de la votación resultó muy llamativa aquel domingo, cuando la información se detuvo en el parte de las 5 pm, y solamente el martes se publicaron los resultados preliminares.  Evidentemente no se había podido anunciar la tradicional cifra de 96,0% o más de participación popular, la cual no es obligatoria, aunque la presión a través de los Comités de Defensa de la Revolución, otras organizaciones y la vigilancia de los órganos de la Seguridad del Estado ha sido el mecanismo eficiente que “entusiasmaba” a los cubanos.  La televisión mantuvo  su principal canal transmitiendo todo el día, pero no se inició con Raúl Castro en su habitual llegada al amanecer, sonriente, bromeando con los niños pioneros y los miembros de la mesa electoral, y respondiendo a los periodistas nacionales y extranjeros a la salida.  Alrededor de las 11 de la mañana se mostró rápidamente, mientras ni siquiera se mencionaba que alguien había llevado la boleta a Fidel Castro.

Según la Comisión Electoral Nacional sufragaron más de 8,1 millones de personas, el 91,9% de los 8,5 millones en el padrón electoral, que en Cuba son inscritos de oficio.  7 338 569 boletas resultaron válidas, el 4,9% en blanco y 4,4% anuladas.  Sumados los ciudadanos que no ejercieron el voto y las boletas “echadas a perder” (9,3%), más de un millón de cubanos decidieron expresar su inconformidad con las amañadas elecciones. Probablemente los resultados definitivos insuflen las cifras.    Por otra parte, resalta la baja candidatura y elecciones de jóvenes (entre 16 y 35 años), el 14,07% del total, si se tiene en cuenta las campañas de las autoridades sobre la “formación del hombre nuevo” –que de ser efectiva redundaría en el compromiso por impulsar los propósitos de la llamada revolución, cuando en esta oportunidad  se incorporaron 200 000 a votar por primera vez.

Tampoco sobresalió el incremento de mujeres delegadas, el 33,53%, teniendo en cuenta la elevada cantidad  con calificación técnico-profesional y como fuerza laboral, lo que denota la reticencia a añadir cargas, abrumadas por las escaseces, las dificultades para resolver la alimentación, el vestuario, el transporte y las labores hogareñas.  Además, en la disposición de las personas a asumir responsabilidades pesan  las mínimas posibilidades de resolver los problemas de las circunscripciones y la ausencia de poder para influir en cualquier decisión superior.

En Cuba no ocurre como en Venezuela, donde la retirada de la oposición en los primeros comisión de la era Chávez, y la ausencia de participación de los ciudadanos opuestos a sus propósitos,  consolidó al caudillo, lo que trataron de revertir mediante la nominación conjunta de Henrique Capriles con su enérgica campaña a comienzos de este octubre.  En la isla hasta el presente,  la abstención, las boletas en blanco o con escritos “chocantes” continúa siendo la única forma de expresar el rechazo a un proceso cantado de antemano desde hace decenios  Asimismo, en las elecciones recientes puede haber influido la frustración de muchas personas por las limitaciones para recibir el pasaporte, que ha suplantado el permiso de salida para emigrar, anunciado pocos días antes.  La esperada Ley de Migración, que alentó las esperanzas de lograr la añorada evasión hacia el exterior, quedó muy por debajo de las expectativas, si bien alivió los trámites y sus costos para quienes podrían salir si consiguieran visa de algún país.

La noticia principal de la jornada comicial, cuidadosamente preparada por Fidel Castro, fue su reaparición, cuando la televisión cubana mostró a un señor depositando la boleta enviada por el Comandante y, sobre todo, la foto entregada a los periodistas por el  ex vicepresidente venezolano Elías Jaua, donde ambos sonreían dentro de un vehículo supuestamente a las puertas del Hotel Nacional,  al que el gastado dirigente lo acompañó luego de un encuentro de 5 horas, según informó.  Además, volvió a mostrar a Dalia Soto del Valle, su esposa, que permaneció en la sombra durante decenios, y que también se exhibió en la visita al Papa en la Nunciatura Apostólica habanera.  Siguió su escrito burlesco “Fidel Castro está agonizando”, publicado en Cubadebate, sobre los comentarios relativos al fuerte deterioro de su salud e incluso la muerte, motivados por su desaparición pública desde hacía unos siete meses y el cese de sus Reflexiones durante unos cuatro, y  en el que llamaba “Aves de mal agüero” a los medios foráneos.  Las cinco fotos tomadas por su hijo Alex muestran a un guajiro anciano cuidando una linda plantación, probablemente de moringa, su último descubrimiento nutricional para los cubanos –humanos y animales.  (También explicó las bondades de la planta el 24 de octubre en el mismo sitio digital).

En ningún momento apareció Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que suele ser muy elocuente para aprovechar los espacios mediáticos.  (No fue hasta el  martes que realizó comentarios dentro de un reportaje de la televisión en ocasión de emitirse los resultados preliminares de la votación por la Comisión Electoral Nacional).  Sin embargo, resultó significativo que Miguel Díaz Canel, vicepresidente y ministro de Educación Superior, fuera el funcionario entrevistado en la mañana del domingo, cuando acudió al colegio correspondiente.

La segunda vuelta de las elecciones para las 1 410 circunscripciones, en que no fueron decididos los candidatos,  se realiza el 28 de octubre, sin incidencia más allá del trámite para argumentar que Cuba es el país más democrático del mundo.  La demora en la emisión de los resultados finales de las elecciones denotó dificultades para continuar inflando los porcientos de asistencia y minorando las opiniones expresadas mediante las boletas.  Sin embargo,  este proceso podría  incentivar la reflexión de las máximas autoridades del país, sobre el creciente ambiente de desinterés por parte de una población obligada a la simulación, imposibilitada de resolver sus necesidades existenciales,  y privada de posibilidades para incidir en el mejoramiento y desarrollo propio y de la nación.

Ver más en:

Acerca del Autor

Miriam Leiva
Miriam Leiva

Miriam Leiva, Villa Clara, 1947. Periodista independiente desde 1995. Vicepresidenta de Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling. Miembro fundadora de Damas de Blanco en marzo de 2003. Diplomática, profesora invitada del Instituto Superior de Relaciones Internacionales. Funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores, del cual fue expulsada en 1992. Actualmente mantiene el blog Reconciliacion Cubana www.reconciliacioncubana.com Traductora y profesora de inglés e-mail: leivachepe@gmail.com http://blogs.cope.es/desdecuba/

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. El espacio para comentarios se cierra automáticamente 15 días después de ser publicada la nota. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus