Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
lunes, 22 de septiembre 2014

EEUU no perdona revelación de secretos

Washington no sólo busca a Snowden, ahora tiene en la mirilla a James Cartwrihght, un general 4 estrellas por sospechas de revelar secretos

Snowden, Cartwright, Manning

A primera vista, el ex general estadounidense James E. Cartwright poco tiene en común con el “delator”  Edward Snowden. Sin embargo, incluso un militar ampliamente condecorado debe temer a la Justicia estadounidense cuando se trata de una sospecha de haber revelado secretos oficiales.

Washington no sólo busca al ex técnico de los servicios secretos Snowden por el mundo, sino que en su propia casa tiene un frente abierto contra la revelación de secretos: un general de cuatro estrellas habría filtrado hace un año informaciones sobre un ataque informático con el virus Stuxnet contra Irán, y posiblemente tendrá que responder ante la Justicia.

El ciberataque contra las instalaciones atómicas de Irán con ayuda del gusano Stuxnet se conoció en el verano de 2012, desvelado por el diario ‘The New York Times’ y cayó como una bomba en círculos políticos de Washington.

El corresponsal jefe del diario en Washington, David Sanger, describió detalladamente cómo el presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó personalmente el ataque con Stuxnet e incluso aceleró la acción secreta heredada de su predecesor George W. Bush con el nombre en clave “Olympic Games” (juegos olímpicos).

General 4 estrellas en la mira

Y es precisamente por esa filtración por la que el secretario de Justicia estadounidense Eric Holder y el fiscal general del estado de Maryland, Rod Rosenstein, tienen ahora en el punto de mira al condecorado ex general, informó la televisión NBC: James E. Cartwright, retirado hace dos años, habría sido el informante del periodista Sanger.

En el verano de 2012 ya se conocieron los supuestos hechos sobre Stuxnet. Ya en 2010 los expertos del fabricante anti virus Symantec descubrieron el programa dañino en la red y tras un análisis llegaron a la conclusión de que el gusano podría sabotear las centrifugadoras de uranio iraníes, como toda una especie de agente encubierto.

Pero debido a un fallo técnico en la programación del gusano informático, Stuxnet se coló en Internet desde las instalaciones nucleares infectadas y desde ahí se difundió de forma incontrolada, lo que desató las alarmas para los fabricantes de anti virus.

Para los expertos estaba claro que Stuxnet sólo podía haber salido de un encargo público, y el informe del ‘New York Times’ en junio de 2012 fue sólo un eslabón de una cadena de pruebas de que Estados Unidos e Israel estaban detrás del ataque con la intención de reducir el peligro de un rearme nuclear de Irán.

Snowden y Manning

En este caso, las acusaciones contra el ex general Cartwright apenas se pueden comparar con las del técnico de los servicios secretos Edward Snowden, que según dijo, sólo trabajó para la NSA, entre otros organismos, para descubrir la dimensión de la vigilancia pública a través de las telecomunicaciones.

Y al contrario que ocurrió con el supuesto informante de Wikileaks Bradley Manning, no fue descubierto, sino que fue él mismo quien se dio a conocer públicamente.

Por el momento no está claro si el ex general Cartwright habló en realidad con el ‘New York Times’.

Sin embargo, está clara la señal que ha dado la Justicia estadounidense de su determinación a perseguir sin piedad cada revelación de secretos.

El intento de impermeabilizar en sus propias filas los lugares de donde pueden salir las filtraciones está adoptando dimensiones grotescas: el Departamento de Defensa estadounidense incluso prohibió a sus empleados mirar documentos “secretos” publicados por Wikileaks o por diarios como ‘The Guardian’, entre otros.

Según informó el diario californiano ‘The Herald’, la web de esa publicación fue bloqueada en la sede del Ejército en Monterey.

Acerca del Autor

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: