CUBANET ...INDEPENDIENTE

Julio 20, 1999


40 DIAS DE AYUNO DE OPOSITORES PACIFICOS


Tamarindo 34: ¿Cuba manda, exilio obedece?

Manuel David Orrio, Cooperativa de Periodistas Independientes

LA HABANA, julio - Concluido en La Habana un ayuno de 40 días en favor de la libertad de los presos políticos y de conciencia, así como por el respeto de los derechos humanos en la isla, el cual fue promovido por la Fundación Lawton de Derechos Humanos, la Coordinadora Nacional de Presos y Ex Presos Políticos, la Liga Cívica Martiana, el Partido Democrático 30 de Noviembre y la agrupación ecologista Naturpaz, un viejo debate resurge, más allá de los vivas por la unidad y las enseñanzas civilistas que tales organizaciones afirman haber alcanzado.

No cabe dudas de que la experiencia ha arrojado resultados positivos para muchos de quienes de un modo u otro se oponen al presente gobierno de Cuba. En números aproximados, el ayuno de Tamarindo 34 acumuló dentro de la isla más de 2,400 firmas solidarias, así como el apoyo de más de 130 organizaciones informales que se expresaron en tal sentido en más de 40 puntos repartidos por todo el país. Ayunos simbólicos se efectuaron en Europa y Estados Unidos, Israel y Japón, Venezuela y Puerto Rico, Costa Rica y Brasil, entre otras naciones, prueba al canto de la existencia de un consenso alrededor de demandas como la de la libertad de los encarcelados por motivos de opinión y el respeto de los derechos humanos, entendidos de acuerdo con estándares democráticos internacionalmente aceptados. Sin embargo, y de seguir a las declaraciones de varios de los ayunantes de Tamarindo 34, pudo también comprobarse que el gran conflicto que en 1996 condujo a la debacle de Concilio Cubano permanece en pie. Por entonces, el contrapunto se manifestó al interior de la isla como grave contradicción entre quienes se van y quienes se quedan, entre aquéllos que apostaron por una larga y difícil carrera de fondo y quienes piensan en una carrera más corta cuya meta es un pasaje rumbo a Estados Unidos.

Tres años después de aquellos días, y sobre el tapete el ejemplo de los autores de La Patria es de Todos, así como de otros que han sufrido prisión, como Héctor Palacios o Víctor Rolando Arroyo, ese conflicto esencial parece revelarse como de mayor alcance, por sí mismo conductor a la gran interrogante formulada en el ayuno, clavada cual puñal en la mismísima historia de Cuba y respondida de modo bien categórico por José Martí, ideólogo sin rival en las luchas por la libertad de los cubanos. "Cuba manda, el exilio obedece"…

Desde el punto de vista de una elemental lógica política, la fórmula martiana parece irrebatible. Pero a juzgar por los testimonios y declaraciones de dos de los ayunantes de Tamarindo 34, William Herrera y Aida Valdés Santana, esa elemental fórmula parece contar con adversarios poderosos. Ambos, de un modo u otro, acusaron a la Fundación Nacional Cubano Americana de intentar una manipulación del ayuno de Tamarindo 34 en beneficio de sus particulares intereses políticos y a través de otros participantes. Concretamente, Rolando Muñoz Yyobre y Migdalia Rosado.

Al referirse a un retrato de Jorge Mas Canosa, el difunto presidente de esa organización de exiliados, William Herrera afirmó, sobre la presencia de dicha imagen en la sede ayunante, que la misma "no debe ser enarbolada en lo futuro, como tampoco debió estar como símbolo de la lucha, pues desde nuestro punto de vista no es aceptada ni es representativa". Por su parte, Valdés Santana expresó que tal parecía que un solo cubano había luchado por la libertad, e hizo alusión a la ausencia en imagen de hombres como Pedro Luis Boitel, fallecido en huelga de hambre como preso político y el mismísimo José Martí, a quien le fue negada su presencia en el ayuno por organizador de lo que él llamó guerra sin odios.

Tratar a lo que representa Jorge Mas Canosa con tales distancias no sólo manifestaría un lado del viejo conflicto alrededor del liderazgo de las luchas por la libertad de los cubanos. Existe, además, un asunto de orden muy práctico, porque de darse la remotísima posibilidad de diálogo con el gobierno de Fidel Castro, parece aún más remoto que ello se produzca con personas u organizaciones vinculadas con la Fundación Nacional Cubano Americana. Los ayunantes coinciden en que una determinada coyuntura nacional e internacional favoreció la realización del ayuno de Tamarindo 34, al impedir de un modo u otro que la represión gubernamental cayera sobre ellos. "Es la hora en que la represión política tiene que ser minuciosamente calculada y es posible se abran en el futuro inmediato nuevos campos de tolerancia", dijo William Herrera. Pero Aida Valdés Santana estimó que todo depende de no permitir manipulaciones políticas de bandería alguna.

Oscar Elías Biscet, líder indiscutido de este ayuno de 40 días, incurrió en lo que para algunos analistas fue contradicción flagrante, al exigir la renuncia inmediata del gobierno de Fidel Castro y la formación de un gobierno de transición excluyente del presidente cubano, su hermano Raúl y sus más cercanos colaboradores, al tiempo que dijo haber aprendido durante el ayuno a amar a sus adversarios, tras desechar a la violencia, la ira, la venganza y el odio, sustituyéndose esos sentimientos por la justicia y el perdón. Sin embargo, semejante contradicción no oculta una insistencia de los ayunantes, incluido el propio Biscet: un compromiso público de no abandonar el país.

Rebatiñas aparte, y enseñanzas aparte, y lecciones aparte, muchos en espera de un programa coherente de desobediencia cívica anunciado como próximo paso tras finalizar el ayuno, un análisis de los hechos apunta a mostrar un creciente protagonismo de la voz sobre la salida, al decir del economista y sociólogo germano-estadounidense Albert Hirshann, donde ese rechazo a la Fundación Nacional Cubano Americana mostraría una voluntad del interior para tomar efectivamente las riendas de la batalla por la democratización de Cuba. Sólo que: ¿será así en realidad? ¿Dejará de ser el tema cubano asunto de cabildos políticos y se tornará causa sagrada, lo cual implica seguir el mandato del Apóstol en un solo sentido: Cuba manda, exilio obedece? Vencido el reto paradojal de ayunar como protesta en país de ayuno, este dilema esencial ya está sobre el tapete. Más que nunca, parece el próximo reto.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.


[ TITULARES ] [ CENTRO ]

SECCIONES

NOTICIAS
......Prensa Independiente
......Prensa Internacional
......Prensa Gubernamental

OTROS IDIOMAS
......Inglés
......Alemán
......Francés

INDEPENDIENTES
......Cooperativas Agrícolas
......Movimiento Sindical
......Bibliotecas
......MCL
......Ayuno

DEL LECTOR
......Cartas
......Debate
......Opinión

BUSQUEDAS
......Archivos
......Búsquedas
......Documentos
......Enlaces

CULTURA
......Artes Plásticas
......Fotos de Cuba
......Anillas de Tabaco

CUBANET
......Semanario
......Quiénes Somos
......Informe 1998
......Correo Electrónico


CubaNet News, Inc.
145 Madeira Ave, Suite 316
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887