Septiembre 14, 1998

Los Hombres Mueren Pero el Tonto Util es Inmortal


Por Adolfo Rivero Caro
Revista Contacto, septiembre

Uno de los atractivos del Partido Comunista concebido por Lenin era su carácter eminentemente elitario. El partido se definía a sí mismo como "la vanguardia organizada y consciente de la clase obrera". Pero ¿qué le daba al partido comunista ese carácter de vanguardia? Era, por supuesto, el conocimiento del materialismo histórico, la teoría, supuestamente científica, sobre las "leyes" del desarrollo de la sociedad.

Equipado con la misma, cualquier militante no sólo podía explicarse cualquier problema social sino que también podía saber la forma de resolverlo. No es tan difícil como parece. La raíz de todos los problemas sociales estaba en la existencia de las clases sociales y, por consiguiente, la cura de todos ellos se hallaba en la eliminación de las mismas. La expropiación de la burguesía permitiría la eliminación de "la explotación del hombre por el hombre." Esa cura formidable requería de una revolución social, a ser llevada a cabo por los abnegados militantes del partido. La consciencia de pertenecer a un grupo iniciado en un conocimiento esotérico era uno de los grandes atractivos del Partido Comunista.

A diferencia de los partidos políticos tradicionales, los miembros del partido Leninista tenían que militar en un organismo del partido, asistir a sus reuniones y cumplir sus acuerdos. Asumir la responsabilidad de esa militancia no era tarea fácil. Significaba enfrentar la hostilidad de las clases sociales que no estaban dispuestas a aceptar la necesidad de una liquidación social asociada, con demasiada frecuencia, con la liquidación física. El relativo aislamiento de los comunistas dictaba, por consiguiente, la necesidad política de ampliar sus contactos sociales. De aquí surgió la idea de crear o penetrar organizaciones populares que sirvieran como "poleas de transmisión" de sus ideas. Estas organizaciones constituían el tejido de la llamada "sociedad civil" y tenían objetivos tan diversos como las aspiraciones humanas: la paz, los derechos de los negros, de los indios, de las mujeres, de los niños, de los zurdos, la difusión de la música clásica o del esperanto, la protección del buho manchado o la clausura del hueco del ozono. En realidad, cualquier causa. Para los verdaderos revolucionarios, todas ellas sólo servían como pretextos para resquebrajar la solidaridad social, debilitar el status quo y facilitar la realización del verdadero objetivo: la conquista del poder.

Los revolucionarios siempre terminaban manipulando esas organizaciones a su antojo porque representan la superioridad del profesional contra el amateur. Eran los que siempre tenían respuesta para todos los problemas teóricos y, al mismo tiempo, eran los organizadores de todos los eventos. Poco a poco, iban creando un grupo de seguidores que compartían sus ideas pero no estaban dispuestas a compartir los inconvenientes de la militancia partidaria. Por supuesto, eran despreciados por los verdaderos revolucionarios pero estaban dispuestos a cumplir tareas y, con el tiempo, los comunistas descubrieron su inmensa utilidad. Sin ser comunistas e, inclusive, discrepando en algunos sentidos de los camaradas, tenían las mismas posiciones que ellos ante la mayoría de los problemas. ¿Por qué? Porque eran honestos, decía el partido. Porque no se dejaban sobornar por la burguesía y el imperialismo. Estos simpatizantes podían ser tomados como un ejemplo palpable de la fuerza de la verdad. Eran muy útiles. Tanto que, en un momento de debilidad, a Lenin se le escapó la frase: "tontos útiles." En efecto, para los comunistas, no dejaban de ser tontos además de cobardes. Tontos porque se resignaban a ser simples instrumentos, porque servían los objetivos del partido buscando la satisfacción de insignificantes objetivos parciales. Con todo, se les elogiaba como sacrificados combatientes mientras se les estimulaba con numerosas prebendas como, por ejemplo, viajes, becas o la publicación y promoción de sus obras.

Ahora bien, ¿qué se ha hecho y dónde se han metido aquellas organizaciones paralelas del Partido Comunista? ¿A qué se dedican actualmente los miembros de la Federación Sindical Mundial, el Congreso Mundial de la Paz, la Unión Internacional de Estudiantes, la Federación Mundial de las Juventudes Democráticas, la Federación Democrática Internacional de Mujeres y otras por el estilo, creadas, subvencionadas y manipuladas a lo largo de decenios por el Partido Comunista de la Unión Soviética?.

Increíblemente esas organizaciones no han desaparecido. Siguen activas. Todavía quedan quienes las financien. La prueba la tenemos en esas reuniones que se celebran tan frecuentemente en La Habana como fue el Encuentro Internacional de Mujeres donde participaron 2,000 delegadas de 75 países que tuvo lugar hace algunos meses. ¿Qué se discutió en esta reunión? Lo mismo de siempre. En primer lugar, por supuesto, lo malo que es el neoliberalismo. Pero, además, temas tan involuntariamente hilarantes como "El sistema sociopolítico de Cuba y características de su democracia y desarrollo científico-técnico" y las "Consecuencias de la Guerra Bacteriológica contra Cuba"…

Esta fue la reunión que Fidel Castro clausuró con un discurso de más de cuatro horas de duración donde afirmó que el capitalismo… "está condenado por la historia…" "¿Qué devora el imperialismo, qué devora el capitalismo desarrollado, que devora el neoliberalismo, si no es carne humana? -preguntó dramáticamente el dictador cubano. Con sorprendente originalidad calificó al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial como "ministerios de economía y finanzas del imperialismo yanqui".

Como señaló un cable de Reuters, las delegadas ovacionaron a Castro en numerosas ocasiones y varias gritaron: ¡Fidel te amo! Lo mismo que le gritaban a Stalin, a Mao Tse Tung y a Ho Chi Min. Y a Pol Pot. Y a Daniel Ortega, el incestuoso. El mundo podrá cambiar pero los tontos útiles y la clientela política del socialismo no se acabarán nunca.

Contanews




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces