Septiembre 8, 1998

De tal Pepe tal astilla


por Oswaldo de Céspedes, Cooperativa de Periodistas Independientes

LA HABANA, septiembre - La prostitución invade las calles y se exacerba aparejada a la pobreza y la gran discriminación que significa la dolarización, donde una considerable parte de la juventud cubana asume el papel quizás más fácil, sin darse cuenta que además del más riesgoso es el más denigrante y censurado por nuestra población.

No reconocer o tratar de ocultar esta crítica situación social que interesa a todos es evadir responsabilidades y pasar a formar parte de un colectivo que da la espalda a los graves problemas que atañen a nuestra sociedad.

En la Editora Abril, perteneciente a la unión de jóvenes comunistas, ubicada en la instalación que correspondiera al Diario La Marina, sita en el Paseo del Prado esquina a Teniente Rey, ciudad de La Habana, aparece un cartel de La Mona Lisa que, en su borde superior, lleva escrito una interrogante muy significativa: ¿Prostitución en Cuba?

Sencillamente han tomado la obra maestra de Leonardo Da Vinci para poner en tela de juicio la exacerbada prostitución que hoy inunda nuestras plazas, playas y todos aquellos lugares donde haya afluencia de turismo extranjero, y agreguemos que la adolescencia ha tomado el sexo como un entretenimiento más y forma de liberar energías acumuladas.

La prostitución fue mutilada en Cuba en 1959, cuando la incipiente revolución se encargó de ofrecer mejor empleo a las profesionales del vicio, pero a partir del momento en que se fueron fomentando las nuevas clases sociales a expensas de cargos administrativos, viajecitos al extranjero, y prebendas que no estaba al alcance de todos, resurge nuevamente la representante del oficio más antiguo, ubicando su mira en la nueva clase surgida, buscando que ésta la congratule con útiles personales, algún paseíto o por lo menos las ayuden en el soporte de su precaria vida.

Con la penetración extranjera a partir del comercio, ayuda técnica, o en funciones diplomáticas, las prostitutas cubanas van desechando poco a poco a la clase dirigente, pues ven una mejor opción en el ciudadano extranjero que, además de proveerlas de los útiles necesarios, representaban una posible fuente de salida definitiva de su país natal.

Con la llegada de la dolarización, la prostitución cobra fuerza y ésta se convierte en un puro negocio y moneda de cambio, donde el disfrute del sexo tiene un precio y su convenio sólo admite la transacción por medio de la moneda fuerte, el necesario dólar que se ha hecho prácticamente imprescindible en la vida del cubano.

A partir de este fenómeno financiero que fue la dolarizacion y que automáticamente se transformó en un fenómeno social, la prostitución soltó sus riendas y en carrera desenfrenada busca su objetivo en el bolsillo del extranjero sin importar a qué "Pepe" , se recuesta ni las consecuencias que conlleve una desafortunada elección. Lo importante es vivir, vivir como Dios manda y como hasta ahora han estado privadas.

La prostitución extiende sus redes hacia edades hasta ahora inferiores a las permisibles para el sexo y se puede apreciar a niñas entre 13 y 14 años que han torcido su camino en el afán de aliviar su asfixiante vida. Mujeres de todo tipo, educadas y no educadas, cultas e incultas, semi-analfabetas y profesionales, una gama variada donde lo que importa es su profesionalismo y la habilidad para encontrar el mejor postor.

"'De tal Pepe tal astilla', donde hay que tocar primero es en el bolsillo y si es gordo y jugoso, alante con los tambores, que el meneo lo pongo yo", es el pensamiento y el actuar de estas miles de jineteras que entre movimiento de cintura y taconeo retumbante a cualquier hora del día o la noche invaden las calles habaneras localizando su medio de subsistencia o aquel que cae en el jamo y le procura una visa para escapar de su aplastante vida.

Sí, en Cuba hay prostitución y todo lo que con ella engendra y arrastra, como el proxenetismo, la droga y la corrupción. Evadir responsabilidades es deshonesto y tratar de encubrir este peligroso flagelo es hacerse partícipe de la indolencia que oprime a un pueblo.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces