Septiembre 1, 1998

Media Cuba hambrienta busca desesperadamente dólares


Por Jesús Zúñiga, Cooperativa de Periodistas Independientes

LA HABANA, agosto - Margot y Rosa son dos limosneras de la Habana Vieja unidas en la lucha por el peso. Su táctica es llamar a los turistas, mediante bromas y jaranas, e intentar sacarles algo con lo que puedan comprar comida en el cada vez más caro mercado negro. "¿Y la dignidad?", les pregunto.

Margot, de 59 años, responde: "¿Con el estómago vacío?" Rosa, de 54 años, morena, gorda, dice: "Lo que me da el gobierno no me alcanza para comer. Hay mucha hambre. El dólar de los rubios es lo que vale en el país, donde los extranjeros somos los cubanos".

Las dos mujeres practican lo que en el argot popular llaman "abordaje caribeño" con tanta finura que pocas veces fracasan en su intento, según aseguran. Reinaldo, de 58 años, negro, recorre el casco histórico de la Habana Vieja con un cajón de limpiabotas. Está jubilado con 160 pesos al mes. "Apenas me alcanza para la luz y el agua de mi casa", comenta, al tiempo que asegura haber conseguido en toda la semana 2 dólares, los cuales invirtió en comprar una botella de aceite. Además de este producto básico, el jabón, la carne y la leche sólo están al alcance de una minoría dolarizada.

El gobierno cubano ha proclamado a los cuatro vientos que uno de sus mayores logros es la seguridad social, y que los ciudadanos de la tercera edad son los más protegidos. Sin embargo, la realidad es otra, y es bien distinta.

Lázaro es un ex-profesor de 39 años que cumplió misión internacionalista en Angola, y ha abandonado el sistema de educación para dedicarse a taxista particular. "Lo que ganaba no me alcanzaba para nada. Tengo esposa y dos hijas pequeñas, por eso salí a inventar y buscarme la vida", manifiesta el botero. "Por un lado nos curan y nos dan instrucción, y por otro nos matan y vuelven ladrones", dice cuando le señalo los logros sanitarios y educacionales que el sistema cubano dice haber conseguido.

A nadie parece importarle el por qué del deterioro económico y social por que atraviesa la sociedad cubana, y lo que los ha llevado a la situación en la que se encuentran, pero tampoco consideran al embargo el culpable de tal situación. Para ellos, los discursos oficiales siempre dicen lo mismo, y no tienen esperanza de que algo cambie en el país en un futuro.

La dolarización y las reformas económicas implementadas en la isla desde hace más de cinco años han dividido a la mayor de las Antillas en dos Cubas: la de las inversiones extranjeras y el turismo, y la otra Cuba, la que únicamente dispone de pesos y se muere de hambre.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces