Julio 15, 1998

Bolero entre dos poetas


Por Manuel David Orrio, Cooperativa de Periodistas Independientes

LA HABANA, 13 de julio - Cada sábado en la noche tienen los románticos de La Habana la oportunidad de bailar boleros. Cual espacio, cual escondrijo para amantes, existe un "Rincón del Bolero" en los jardines de la oficiosa Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) a cargo de uno de los más destacados actores de la isla: Alden Knight.

Allí, en los jardines de la otrora residencia del banquero Gelats, frente por frente a la antigua mansión de la familia Chibás --hoy ciudadelas de miserias--, gozan los enamorados cada sábado en la noche. Boleritos de prosapia, como Orestes Macías, Mundito González y Alfredo Martínez, o estrellas de nueva generación como Raquel Soyazas, van como que se matan a hacerle compañía a Alden Knight. A cantar y a pasarlo bien. Si usted baila allí apretado a su pareja y mira para la izquierda, lo más probable es que divise a Mundito… en lo mismo.

Precios aceptables para la era del picadillo de soya, personas decentes, mesas para cuatro bajo las sombras de los árboles y la noche, un sonidista de primera, cuyo nombre es Pierre, la animación del negro Alden, ajustada a la ocasión, ¿qué más pedir? Hasta los solitarios tienen su chance, porque abundan las solitarias, no precisamente jineteras. Es que la gente quiere encontrarse y amar y desea seguir bailando al son de la canción "Reloj". Eso es Cuba, señores, y no hay quien lo cambie.

El Rincón del Bolero tiene sus tradiciones: una de ellas es no hablar de política y otra es la de presentar al público a quien va por primera vez. De modo que el actor de filiación castrista Alden Knight no lo pensó dos veces. Fiel a su espectáculo, con la flema de un caballero inglés, mencionó dos nombres iniciados en la noche del 11 de julio. Y hasta les fue a saludar a la mesa, a sabiendas, porque así se estila. Nada de juego en la UNEAC los nombrecitos: Leonel Morejón Almagro y Manuel David Orrio, más esposa y novia.

"Bolero entre dos poetas" fue esa noche del 11 de junio, porque un día 10 nació Nicolás Guillén y Pablo Neruda el 12. De este último habló el presidente de la Asociación de Escritores de Chile allí presente, y del fundador de la UNEAC se ocuparon Alden Knight y Pierre, quienes centraron la conmemoración en la poesía amatoria de Guillén. El actor inició el espectáculo declamando las estrofas del célebre "Digo que no soy un hombre puro", cuentan que agresiva defensa del poeta de su derecho a tener amante estando casado. Después Pierre ofreció al público una selección grabada en la voz del propio Guillén. Leonel y yo aplaudimos. Lo bueno es bueno, tenga el color que tenga. Y honrar honra, escribió el Apóstol.

Morejón y yo conversamos mucho en esa noche de boleros. Quienes "se quedan" han de estar conscientes de que la carrera es de fondo, convinimos. Es menester acumular fuerzas, saber vivir una vida normal en medio de la anormalidad; ver a los hijos crecer y obtener las mejores notas en la clase, no importa sea con una pañoleta de pionero por el comunismo al cuello. Ya la vida dirá. Lo único en verdad definitivo es que para ellos también haya boleros.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces