Julio 15, 1998

De donde venimos y ¿para dónde vamos?


por Emily Rodríguez, Agencia de Prensa Libre Oriental

SANTIAGO DE CUBA - julio - Transcurridos casi cuarenta años dentro de este proceso social, nuestro pueblo ha adquirido una experiencia tal y un grado de conciencia de cómo son las cosas aquí, que ya todos sabemos, como aquel que dice las cosas, de dónde venimos. Ahora lo que cabría preguntar después de tantos engaños, es ¿ para dónde vamos?

Esta reflexión se desprende a partir de un artículo publicado en el periódico Sierra Maestra titulado: "Ganamos la sede y seguimos adelante", el cual trata de resaltar los logros del pueblo santiaguero que lo hizo merecedor de la sede para la celebración del acto nacional por el 26 de Julio.

Pero, ¿será posible hablar de logros en educación, salud, seguridad social cuando esta provincia ha sido víctima como ninguna otra de epidemias como el dengue, la conjuntivitis hemorrágica, hepatitis? Y van incrementándose las enfermedades de transmisión sexual como resultado del incremento del turismo extranjero y de la prostitución que ha generado.

Esto se refleja en el abandono de las escuelas por parte de los jóvenes, que no ven futuro en estudiar una carrera universitaria, -- sin tomar en cuenta que los estudios universitarios son selectivos-- porque luego si logra graduarse, o no tienen ubicación o no tienen reconocimiento social.

Se destruyen los valores morales de la sociedad basados en un deterioro de la economía, sobre todo en la agricultura. Es frecuente ver cómo las mujeres salen en busca de los hombres de campo para cambiar su cuerpo por un poco de vianda o algo que llevarse a su casa para comer.

Sin embargo, las autoridades gubernamentales anuncian un progreso en este año. Así lo declaró en el municipio San Luis Hugo Cortina Sablón, dirigente de 35 años de experiencia. Tal vez experiencias negativas, porque durante 39 años se han dado el lujo de aplicar fórmulas que no han dado resultado.

Según datos publicados oficialmente de ese mismo lugar se pudo conocer que la producción de vianda fue de 56,700 quintales, con un costo por peso de 1.21, lo que ocasionó pérdidas en el orden de los miles de pesos. No obstante, la misma fuente plantea que en este año se ha logrado aumentar la producción y reducir el costo por peso a sólo 0.76 centavos, por lo que se han obtenido ganancias de alrededor de 80 mil pesos.

A pesar de estos aparentes resultados positivos, nada ha cambiado en la mesa del cubano, ni siquiera de los residentes de San Luis, que debían ser los primeros beneficiados con tan magníficos logros. Y si algo ha cambiado ha sido en la disminución de los alimentos y el aumento de los precios.

Es paradójico que por un lado se hablen de logros productivos, mientras que por el otro, hace tres meses sólo se oferta como frijoles chícharos que son de importación, y como viandas, papas racionadas, casi siempre imposibles de consumir por su mal estado. Así que el júbilo y la alegría de que se habla es sólo una mentira más. Quién puede sentir esos sentimientos si se vive en la incertidumbre de la pobreza y de un porvenir que no se puede predecir.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces