Enero 13, 1998

La Plaza de Carlos III, galería de tiendas y servicios gastronómicos


por Aurora García del Busto, abogado

LA HABANA, enero - En la Avenida de Carlos III, en Ciudad de La Habana, han abierto un elegante y lujoso complejo de tiendas y gastronomía, que al decírmelo a mí fue una verdadera bofetada en pleno rostro.

Todo caro y en dólar, hay lo más mínimo que necesitemos hasta podadoras de hierbas eléctricas. Podas el césped y cuando entres a la casa tienes un apagón, se te acaba el gas o el keroseno y no puedes comprar una cocina eléctrica porque la retiraron del mercado por el gasto eléctrico, ¡qué contradicción!

En esta gran farsa que es la economía comunista cubana, en el último piso de la gran plaza de Carlos III se encuentra la casa del dólar. Todo en esta tienda vale un dólar. Cuando digo todo hablo de boberías, no hay zapatos ni ropas que valgan un dólar. Allí te encuentras estropajitos de aluminio, coladores, bolígrafos, cepillos, palanganitas y otras cosas similares.

Para entrar en la casa del dólar debes hacer colas en la escalera que conduce a la tienda, colas como en la guagua o en la bodega, se cuela gente, te empujan, pisotean. En medio de todos los pisos de tiendas caras y elegantes que conforman la plaza de Carlos III se encuentra la casa del dólar donde el trato de los empleados es displicente, donde puedes constatar que el engendro que quiere hacer el Doctor Fidel Castro con los cubanos y los negocios no funciona en lo más mínimo.

A los empleados de la casa del dólar nada les importa que encuentres o no lo que deseas o no. Ellos no son dueños y allí todo vale un dólar.

Como era 5 de enero, vísperas de Reyes, la tienda de los juguetes tenía colas para entrar. Los niños de padres con dólar tuvieron Reyes Magos. Los demás dejaron de disfrutar la ilusión y la fantasía del día en que esperaban a los Reyes Magos.

El gobierno de Castro dice igualar y quitó el día de Reyes Magos. Lo que ha hecho es matar ilusiones infantiles y crear una profunda desigualdad. ¡Aleluya el que tiene dólar, llegaron los Reyes Magos!

Cuando salí del mercado de Carlos III, al pasar por la calle San Lázaro vi los cubanos sin dólares desesperados ofreciéndote todo lo que a manos tienen para subsistir con las ventas y recordé la casa del dólar y me dije: creo que los cubanos valemos un dólar.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa intl. | prensa oficial | opiniones | debates | cartas | documentos | archivos
busquedas | correo electronico | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
B P I C | Agencia Medio Ambiente | enlaces