Agosto 19, 1998

Cuba en nuestros días

La división de los cubanos


por Aurora García del Busto, Cooperativa de Periodistas Independientes

LA HABANA, agosto - El amor es perdonar todas las faltas. Los disidentes cubanos aman por una u otra causa, de una u otra forma algo en común: CUBA. En Cuba por encima de todo lo racional continúa como presidente el Dr. Fidel Castro, que observa, en silencio o hablando, el hecho de que su país se hunde a poquito y a diario en el furioso mar que lo rodea. No importa, él se mantiene allí pidiendo cuentas de su vida al prójimo sin aceptar ni rendir cuentas a las lágrimas que han vertido por su causa y durante años hombres, mujeres y niños de su pueblo.

Los cubanos opositores a tal situación se han ido agrupando en el exterior o en la Isla de acuerdo a sus ideas y su programa político, unos partidarios del bloqueo económico actual, otros en contra; unos creyendo que el diálogo entre el Dr. Castro y su gobierno sería una posible solución, otros negándolo, pero todos con un fin común: la libertad de la Patria, la democracia.

Qué hacemos, qué logramos con seguir planteando alternativas. Creo que nada. Castro no dialogará con los cubanos disidentes y así lo ha reiterado. Para el hombre "superior y excepcional", según se infiere de su autovalorización al expresarse, no hay tónica política que considere valiosa ante su soberbia personal. Por todo ello, se hace necesario que los opositores al régimen dictatorial cubano se agrupen cual en un árbol genealógico y dialoguen.

Este diálogo es entre nosotros aquí y los emigrantes allá. De nuestro diálogo mundial, local y regional habrá de salir la solución. Se hace tarde para la libertad continuar esperando un diálogo con un gobierno que nunca dialogará. De nuestro diálogo tiene y debe brotar lo que no emerge de nadie más. Uniendo criterios y voluntades llegaremos a un dictamen conciliatorio que aúne nuestra doctrina. Cómo andar en pleitos en medio de este caos. Lo contrario es seguir machacando sobre personas trabadas en una ideología que frena todo un país. Lo contrario es acatar el ultimátum perpetuo del Dr. Castro que es el de no hay nada que decir: comunismo y no más.

Disidente, tú y yo, tú y aquél, somos parientes en nuestro pensamiento. No discutamos, no soñemos más y dialoguemos.



CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.




SECCIONES EN CUBANET: NOTICIAS, PINTURAS, FOTOS, ORGANIZACIONES Y MAS

news | prensa independiente | prensa intl. | prensa oficial | agro - cooperativas
cartas | opiniones | debates | documentos| archivos | correo electrónico
búsquedas | centro | cuba fotos | pinturas | anillas de tabaco
Agencia Medio Ambiente | enlaces