18 de agosto de 2008
  IMPRIMIR   VOLVER AL INICIO
 

En la prisión de Guanajay

RANCHUELO, Cuba, 18 de agosto (Félix Reyes Gutiérrez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - Desde hace meses varios reclusos de la prisión de Guanajay, provincia La Habana, se quejan de la discriminación laboral a la que son sometidos.

El periodista independiente y preso político José Ubaldo Izquierdo Hernández, confinado en dicha cárcel, dijo que 28 reos realizan jornadas laborales de 10 horas diarias, de lunes a sábado en una fábrica de botas cubana-mexicana, ubicada en los predios de la penitenciaría.

A los presos, según el reporte de Izquierdo, no se les permite comer los  alimentos que se venden en el  taller perteneciente a la Empresa de Producciones Varias.

Miguel Galván Gutiérrez, encausado en marzo de 2003, también comunicó que la administración de la cárcel prohíbe a los penados recibir estuches con productos de aseo y alimentos, y tampoco estímulos en pesos convertibles y moneda nacional asociados al sobre cumplimiento de la producción diaria.

Los 28 presos cobran  225 pesos y los jefes les deducen del salario el llamado avituallamiento y los pocos alimentos que consumen en  la penitenciaría.

Señaló Izquierdo que la Dirección de Establecimientos Penitenciarios del Ministerio del Interior firmó un convenio con la fábrica donde plasmó que todos los beneficios de los reos serían trasladados íntegramente por las dependencias del Ministerio del Interior.


 

 

 
 
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.