PRENSA INDEPENDIENTE
Sept. 7, 2007

HUMOR
Nefasto y Las memorias de Tríquiti (I)

Víctor Manuel Domínguez, Sindical Press

LA HABANA, Cuba - Septiembre (www.cubanet.org) - Cuando terminé la lectura del libro de memorias Estampas y espantos de mi lira, del célebre voyeur bayamés Teótimo Emérito de la Q Lantrera, alias Tríquiti, me di cuenta de que un pueblo en revolución produce más héroes que zapatos.

Si Marguerite Yourcenar, Stefan Zweig o Cayo Suetonio Tranquilo hubieran tenido un material humano como el que tuvo el Tríquiti para escribir su joya literaria, de seguro Las memorias de Adriano, Fouché y Las vidas de los doce Césares, respectivamente, se hubieran ahogado en el tintero por la falta de sustancia y trascendencia de sus personajes.

Hay que ver el bagaje cultural, el arrojo y las volteretas de Chepo Siete Curvas, René Tumbavieja, Ñico Rompepuertas, Jacinta "La Calva", Juanita "Remeneo", Ángel "Machaca" y "Bubú rabo de nube" (entre otros que desfilan por las estampas y espantos del Tríquiti), para percatarse que ni los "hunos" de Atila, ni los otros de Marx, lograron obtener un ser humano de tan elevadas condiciones.

Ni el empirismo narrativo del Tríquiti, ni su filosofía de cajón de limpiabotas apostado a la entrada de la fábrica de productos lácteos Nestlé, en Bayamo, impidieron que el vuelo poético y el valor testimonial de su obra remontaran el nivel de los tejados donde suele meditar algunas tardes, mientras llega la noche.

Si bien su incomprendida vocación de voyeur de la belleza femenina por huecos, hendijas y ventanales de la barriada, la ciudad o el país lo han llevado a la cárcel varias veces, esto no ha sido obstáculo para el flujo y reflujo de sus meditaciones, siempre en función de revelar la condición humana.

Émulo del celebre voyeur y cinéfilo Felo Gallina (famoso por disfrutar 94 veces consecutivas del filme La última tentación de Cristo, de Martin Scorcesse), ¿cuántas tejas del cuarto de baño de las hermanas Ortiz no rompió durante sus investigaciones?

Siempre acompañado de su ayudante Eleuterio "Chujita", el Triquiti no dejó ventana sin zafar, puertas por abrir o habitación sin recorrer en busca de una realidad que se le hacía difícil dado su bajo salario, su apariencia de faquir cruzado con mamut, y su dedicación a observar los "ires y viretes" (el ir y venir) de sus coterráneos, sin exclusión de raza, sexo, religión o ideología.

Sin embargo, ha logrado dejar para la posteridad una obra que de seguro será objeto de estudio en las universidades donde se fabrica el hombre nuevo, y en los corrillos que se forman frente al agromercado, el estanquillo de prensa, los correos, y otros "aglomeratómetros" donde se destruye el hombre viejo.

Las estampas y espantos de mi lira no sólo recogen el andar y el sentir de muchos ciudadanos célebres a nivel local por su actitud ante la vida, sino también las causas y embeleques que los llevan a ser diferentes en medio de una uniformidad que a veces impide diferenciar a un comunista de un ladrón, a una prostituta de una trabajadora sexual, o a un militar de un boxeador.

Pero es por ahí donde le entra el agua al coco, le sale pelo a la rana y se descubre dónde el jején puso el huevo y la mula tumbó a Genaro.

Son estas estampas y espantos de la lira de Tríquiti las que sacan a la luz una galería de personajes inéditos ante la avalancha y promoción en serie de vanguardias, millonarios y héroes que aparecen en los medios audiovisuales y la prensa plana del país.

Tan cubanos y verdes como las palmas y los dólares con los que sueñan para vivir, tipos como Edelio "fucu-fucu", Fela "La gaga", Gaspar "sin zapatos", Rita "La caimana" y Anselmo "voy pal suelo", son la sal de una vida donde la croqueta alcanza la categoría de un gordon blue, lograr decir "yes" sin que te encarcelen la mayor muestra de la libertad de expresión, y bañarse en la piscina de un hotel para turistas el sueño de medio siglo de noches de veranos en medio de una base de campismo popular.

Nada, que Las estampas y espantos de mi lira, del simpar "Tríquiti", nos permitirán conocer personajes de estirpe revolucionaria, valores éticos y situaciones patéticas como el que reseñaremos a continuación:

Chepo Siete Curvas.


CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.


PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:


CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster