PRENSA INDEPENDIENTE
Septiembre 29, 2004
 

HISTORIA
La Esquina de Tejas (I)

Oscar Mario González, Grupo Decoro

LA HABANA, septiembre (www.cubanet.org) - A medio camino entre la Habana Vieja y la Víbora está enclavado uno de los lugares más famosos de la capital: La Esquina de Tejas.

La fama le viene de bien atrás. De los tiempos de la colonia, y está justificada porque en ella convergen cuatro importantes calzadas: Infanta, Monte, Cerro y Jesús del Monte.

En lo que al nombre concierne, se le atribuye al caserío que aquí existía, cuyas viviendas ostentaban tejas francesas en sus techos, por aquellos tiempos ya lejanos, cuando La Habana vivía amurallada.

Con tan pintoresco nombre, y amparada en tan estratégica posición, la esquina fue reafirmando su status de lugar obligado y preferido por los capitalinos.

A principios del siglo pasado una valla de gallos que allí se construyó vino a reafirmar su rango de esquina predilecta por todos los amantes del criollo entretenimiento, quienes iban allí a probar suerte y a mostrar el valor y la destreza de sus plumíferos gladiadores.

Era la valla de Tejas algo así como la meca de la competitividad avícola. Un triunfo en su ruedo le acreditaba al gallero y al gallo el equivalente a un título olímpico. Allí el dinero corría aún en los peores momentos de la república, y no pocos quedaron desplumados en las apuestas.

Al lado de la valla existía un lugar de inexplicable fama y simpatía, como no fuera porque llevaba el nombre de aquel bizco de cabello "brillantinoso" que cautivaba a nuestras abuelas: el cine Valentino.

Era un típico cine de barrio, especializado en películas mexicanas y argentinas, que por los años de la década de 1950 eran casi las únicas cintas habladas en español. Como cualquier otro cine de barrio, cobraba diez centavos por entrada individual, exonerando a las féminas del pago los martes, "Día de las damas".

Enfrente de la valla había un bar cuyo nombre desentonaba o no se adecuaba a los denominativos propios de estos comercios. Se llamaba "Bar Moral", y según me han contado, pero no he podido verificar, debía su nombre al apellido del dueño.

En otro ángulo de la esquina se levantaba un segundo bar con el nombre "Cantabria", en alusión a esa zona del norte de España, cuyas costas están bañadas por el mar del mismo nombre.

Por último, y frente a la valla, se erguía el edificio más importante de la esquina, construido en 1926. Es una hermosa edificación de tres pisos en cuya planta baja radicaba la panadería "La Cantábrica". La reiterada alusión a la actual región autónoma española sugiere presencia relevante de sus naturales en la Esquina de Tejas de entonces.

La panadería "tejana", rival de su vecina que estaba en la Esquina de Toyo, tenía una bien ganada fama por la calidad de sus productos. Desde aquellos bonetes que se despedazaban sobre el plato de potaje o caldo gallego hasta enchumbarse de caldo y sustancia, hasta los deliciosos panecitos de tres por cinco centavos que crujían ante la implacable presión de los dientes.

Era propio de la esquina el dinamismo y la aglomeración de público en sus portales y estrechas aceras, ya fuera para comprar algo en el lugar, o de paso hacia el mercado de Cuatro Caminos o hacia la Escuela Normal.

Muchos llegaban allí de tránsito, con la intención de coger la guagua para el barrio de La Víbora o para el moderno y elegante Vedado, donde estaban los mejores cabarets y magníficos cines de estreno.

Otros, haciendo uso de su boleto transferencia al precio de dos centavos, cambiaban el rumbo del recorrido en ómnibus para dirigirse a Puentes Grandes, Marianao, La Lisa o en sentido opuesto, para el Capitolio o rumbo al Palacio Presidencial.

Era esta la imagen de la Esquina desde los años veinte del siglo pasado hasta los primeros años de la década de 1960, cuando los bruscos cambios ocurridos en el país se hicieron sentir en ese rinconcito tan cercano al corazón de los capitalinos.

La Esquina de Tejas (II)


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:


CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster