PRENSA INDEPENDIENTE
Septiembre 20, 2004
 

SOCIEDAD
Puro milagro

Lucas Garve, Fundación por la Libertad de Expresión

LA HABANA, septiembre (www.cubanet.org) - Habrá lugares en el planeta donde la escasez de milagros sea patente. Estoy de acuerdo con que el
asunto de los milagros no es cosa de todos los días.

Pero sí, hay milagros en Cuba. Hasta ahora institucionalmente, no han gozado de reconocimiento alguno. Mas a nivel de puertas de calle, recibidores, salas de casa, pasillos, cuartos, cocinas y traspatios los residentes alzan sus voces en agradecimiento, dirigen fervorosamente sus oraciones a sus santos protectores. El clamor de las peticiones fue más fuerte a raíz de la amenaza del huracán Iván a la capital cubana.

Hay más de un buen centenar de edificios en La Habana que aguantan sobre sus bases a pesar de los años transcurridos, los cambios de humor del clima y los fenómenos meteorológicos, del tiempo y la falta de mantenimiento. Y nadie sabe cómo resisten. Así sucede con el edificio de San Miguel entre Galiano y San Nicolás, en Centro Habana, propiedad de la familia Solís.

Una buena amiga mía mantiene en la salita de su apartamento-consulta una imagen del Sagrado Corazón de Jesús desde hace mucho más de diez años. Según ella, y muchos de sus clientes, es justamente la imagen del llameante Sacro Corazón quien sostiene aún en pie los semi-derruidos pilares de su inmueble. Rechaza abandonar su apartamento bajo ninguna circunstancia, pues afirma serena que el aliento de quien lo habita junto al pensamiento dirigido por la devoción a la idolatrada imagen han detenido el desastre final del inmueble.

Estará usted de acuerdo conmigo en que "algo", entonces, existe, para que como naipes al viento, no caigan las paredes que desde hace tanto tiempo, vaticinan el inminente derrumbe. Pues, sepa que hace muy poco escuché de un especialista la causa del fenómeno. Según las leyes de la Física, existe lo que llaman "la estática milagrosa".

En realidad, jamás había imaginado algo semejante, debido seguramente a mi ignorancia. Pero, ¿y la Torre de Pisa? Puede que algún descreído arguya risueño que en Cuba las categorías de "lo real maravilloso" fueron definidas por Carpentier, hoy en plena celebración del centenario. Sin embargo, solamente una definición tal puede denominar a fenómenos de esa magnitud que se observan en las calles habaneras.

¡Hay cada inmueble en tal estado de destrucción! Y ahí usted los ve, contra viento y marea, como se dice, con sus habitantes dentro.

El caso de María, en Galiano 311, es para no creerlo. El muy añejo edificio, con sus gruesas columnas del portal, cuenta con un buen ciento de años entre sus muros y aunque en ciertas partes de su interior los pedazos de entrepisos y techo derrumbados dejen ver el cielo, el subir y bajar de personas por la escalera y las voces de los revendedores en los portales parece obligarlo a continuar desafiando los años y las inclemencias, créalo, es un puro milagro, este caso de "estática milagrosa".

 


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:


CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster