PRENSA INDEPENDIENTE
Mayo 4, 2004

SOCIEDAD
Las inconformidades de Pedro

Richard Roselló

LA HABANA, mayo (www.cubanet.org) - Pedro vino a verme con cara de sapo cuando lo pisan. El rostro enrojecido, su garganta atorada le impedían explicarse.

La protesta de Pedro tiene como centro la inconformidad por el maltrato sufrido en dos servicios del Estado a los que acudió. Ambos sucedieron el pasado lunes en la mañana.

"El primero", dice Pedro, "fue en la oficina de la tarjeta de débito Transcard ubicada en calle 3ra y 6 en Miramar".

Pedro acudió a la oficina por el desprendimiento de la cinta plástica que protege la tarjeta donde se enmarca su número, que le impide hacer su sustracción.

Para sorpresa suya, Pedro pensó que el número estaba impreso en la tarjeta y no en la cinta. Declara que ese método no ofrece garantías al cliente. Pues no fue su culpa sino la de un empleado bancario quien al pasar la tarjeta desprendió la cinta plástica.

"Eso no sucedería si el nombre de cada cliente fuese timbrado sobre la tarjeta y no sobre la cinta plástica", dijo Pedro al empleado de Transcard.

Ahora Pedro tendrá que pagar seis dólares por ese defecto y esperar una semana para que le entreguen una nueva.

Pero aquí no acaba todo. Al salir de esa oficina bajó por la calle 3ra. Subió por 8. Al llegar a calle 7ma para tomar un ómnibus, acudió a un kiosco de gastronomía y tomar un refrigerio para calmar el disgusto.

Observó la pizarra de ofertas.

"Pan con guayaba. Pan con aquello..."

Pidió un refresco. Luego observó unos panes dentro de una caja. Preguntó al dependiente y éste dijo que eran pan con lechón.

"Dame uno", pidió. Pero otra sorpresa se llevó Pedro al comprobar que el pan contenía pedazos de grasa de puerco y nada de carne.

"Mire. ¡Eso, no es pan con lechón! Retírelo de la caja porque puede engañar a cualquiera", dijo Pedro.

La joven, atenta, siguió el consejo. Pero mientras Pedro tomaba unos sorbos de refresco observó al supuesto elaborador o administrador colocar el pan dentro de la caja. Cuando Pedro lo inquirió, el funcionario lo llamó a un lado.

"¿Cual es el problema?", preguntó en todo descortés. Pedro insistió que eso no era pan con lechón.

"Ud. no sabe lo que es un pan con lechón", dijo el administrador.

"Claro que sé. Pero eso que está delante de mí es un pan con grasa. Además, qué precio tiene."

En una forma descompuesta y con un cuchillo en la mano, el sujeto tratando de delegar responsabilidades no dio el precio del producto y en cambio le preguntó por qué no protestaba por las hamburguesas de 1.50 dólares de mala calidad que se estaban vendiendo. Le dijo también que lo dejara tranquilo y que tenía toda la razón.



Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:

Palabras claves:

CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster