PRENSA INDEPENDIENTE
Junio 3, 2004
Búsqueda completa con Google

AGRICULTURA
El talón de Aquiles de la zafra (II)

Ariel Delgado Covarrubias

LA HABANA, junio (www.cubanet.org) - En 1862 el sabio cubano Alvaro Reynoso escribió: "No me cansaré de censurar la conducta de los hacendados que dejan de atender los cuidados más urgentes y se dedican a sembrar desde primavera hasta finales de julio". Si sustituyéramos el término "hacendado" por el de dirigente, bien podría ser el consejo de un tecnócrata actual que con toda la razón del mundo se dirige a una dirigencia que sólo sabe cumplir "órdenes de arriba".

La siembra y la atención a las cañas es uno de los problemas clave de este proceso. La estrategia de siembra aplicada hasta el presente consiste en sembrar más del 50 % de la caña en el período menos apropiado, la llamada Siembra de Primavera, dejando de esa forma de atender debidamente las caballerías de retoño que representan producción segura.

Las socas y los retoños constituyen entre el 80 y el 90 % de la caña a moler en la zafra venidera y son, por lo general, desatendidas en el momento crítico, los meses de marzo a junio, período en el cual el esfuerzo se concentra en las siembras.

Lo conveniente y apropiado sería desplazar las labores de siembra hacia el período óptimo, entre julio y septiembre, conocida como Siembra de Frío, que proporciona mayores rendimientos y garantiza el crecimiento de la producción en los próximos 18 meses. En el período de marzo a junio lo recomendable es sembrar cultivos de ciclo corto, como maíz, boniato, calabaza y soya entre otros, en las tierras que posteriormente serán sembradas de caña y después, con un laboreo mínimo preparar los terrenos para la siembra de caña de frío. Así, además de mejores rendimientos, se logra la diversificación necesaria y la recuperación de la riqueza de esas tierras.

Otro aspecto que incide en los resultados negativos de la agricultura cañera es el bajo nivel poblacional de la planta en los sembrados. Se considera que alrededor del 30 % del terreno sembrado de caña carece de ese cultivo, lo que contribuye a los bajos rendimientos y al mal aprovechamiento de los fertilizantes.

Los fertilizantes son costosos y sólo se recomienda su empleo donde mejores resultados se obtengan. En la actualidad, una tonelada de amoniaco y una de urea equivalen a 10 y 6 toneladas de esos fertilizantes aplicados en la década de los 80. Y como es de suponer, la desolación de las áreas cañeras incide negativamente en el aprovechamiento de los fertilizantes.

En cuanto a los hierbicidas, actualmente se consumen 217 gramos por tonelada de caña, mientras que en la década de los 80 sólo se consumían 108. Esa desproporción negativa, en medio de la carestía de esos medios por su alto costo y efecto perjudicial al medio se debe, en lo fundamental, al bajo volumen de caña obtenido por área.

Un estudio realizado hace algunos años por el Centro de Estudio de la Economía Cubana (CEEC) y el Centro de Investigaciones de la Economía Internacional (CIEI), ambos de la Universidad de La Habana, señaló una serie de factores que también inciden negativamente en la producción agrícola cañera, entre ellos la falta de calidad en la preparación de las tierras, que violenta el ciclo requerido. Tampoco la calidad de la semilla empleada en la siembra es la apropiada, y empeora la situación el empleo de fuerza de trabajo movilizada, no capacitada técnicamente para esas labores y para colmo, con muy poco control de la actividad por parte de los responsables de los sembrados.

Influyen también, según opinión autorizada de los investigadores, la elaboración de elevados planes que no se corresponden con las posibilidades objetivas de las unidades productivas ni con sus recursos, en aras del cumplimiento de un plan diseñado por instancias superiores, más políticas que económicas y el empleo de tecnologías de elevado insumo y costos.

La maquinaria agrícola y sus implementos tienen largos años de vida y su depreciación es elevada, con un mayor consumo de combustibles y lubricantes y alto índice de roturas, con carencia de numerosos repuestos, provocando con ello un elevado gasto, cuando lo mejor sería su renovación.

También inciden los problemas organizativos de las campañas de siembra, por no poseer una adecuada programación y no considerar esa actividad como una inversión. Ello trae un bajo nivel de participación de las UBPC (Unidades Básicas de Producción Cooperativas) en la preparación de las tierras por falta de implementos.

La hierba y su eliminación es otro elemento importante en el proceso. Según los especialistas, anualmente se producen pérdidas ocasionadas por las malas hierbas del orden de los 2 millones de toneladas de azúcar. Como el costo de los hierbicidas es muy elevado en el mercado internacional, la actividad se realiza principalmente de forma manual, y no siempre con la calidad necesaria. No existe el concepto de limpiar de malas hierbas primero, y sembrar después, lo que ocasiona pérdidas y elevados niveles de baja población en los sembrados.

Estos son algunos de los elementos que determinan que la agricultura cañera sea el talón de Aquiles de la zafra azucarera cubana, pero no son los únicos. El mal es de fondo y viene de más atrás, de esos primeros años del inicio del castrismo, y por mucho que se ha tratado de dar soluciones -porque conocimiento y experiencia en estas labores hay- los frenos vienen "de arriba", del sistema político, económico y social.

El talón de Aquiles de la zafra (I)

El talón de Aquiles de la zafra (III)


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:

Palabras claves:

CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster