PRENSA INDEPENDIENTE
Junio 2, 2004
Búsqueda completa con Google

DESDE LA CARCEL
La Bandera de Villa Clara

José Gabriel Ramón Castillo, sancionado a 20 años de prisión en abril de 2003.

PRISION DE JOVENES DE VILLA CLARA - Enrique Hernández Toca, sencillamente "Enriquito Toca", nacido y criado en Santa Clara, es el condenado más notorio en las cárceles villaclareñas. Acercarse a su vida, a su convulsa vida de recluso, es acercarse al ser humano que es y no el que se dice que es. En cierto modo, es también conocer quiénes son los jóvenes que pueblan hoy en día las prisiones cubanas.

Contó que hasta la edad de 12 años vivió en una humilde casita en el barrio América Latina, con su mamá Belén, sus hermanos Pascual, Félix, Daniel, Misael y Olga Lidia, su tío Rafael y el abuelo Pipo. Meraldo, su padre, apenas pudo conocerlo porque murió luego de haber cumplido una condena de 15 años de cárcel por homicidio.

Él no sabe por qué no le gustaba ir a la escuela. "Pudiera ser porque no veía ningún futuro cierto", comentó mientras hablamos de sus años de niñez, los que terminaron en el Centro de Rehabilitación de Menores. Así comenzó nuestra conversación, la que fue haciéndose más amena en la medida que el intercambio de criterios y opiniones sobre la vida carcelaria se hizo enjundioso y más enjundioso.

¿De qué te sirvió el Centro de Rehabilitación de Menores?, le pregunto.

"Creo que me puso peor. Me fugaba y fajaba con los demás muchachos. Oiga 'puro', allí se vive la guapería, las bravuconadas, quise decir, que peleaba contra cualquiera. Un día tuve un problema con un grandulón que le dio una bofetada a un amigo mío. Tuve que darle trs machetazos… ¿Que de dónde saqué el machete?, pues los daban para chapear las áreas verdes del centro".

Se dice que cuando arribaste a los 16 años te enviaron del Centro para la cárcel. ¿Qué hay de cierto en eso?

"Las lesiones que produje al grandulón devinieron en una causa de tentativa de asesinato, por lo que me condenaron a tres años de privación de libertad. Vine para el Pre, donde estuve en un destacamento de Menores hasta que allí tuve otros problemas y me trasladaron para Manacas con mayores siendo aún menor de edad. Sí, eso de menor es cuando el condenado tiene menos de 21 años de edad".

Según tus palabras, los problemas que has tenido han sido por otras personas. ¿Es qué acaso eres un defensor a ultranza de los desvalidos?

"Nunca he sido partidario de los problemas. No los busco, pero tampoco los rechazo. No me gusta el abuso y combato a los abusadores. Esto en la prisión significa problemas y todo lo demás lo puede Ud. deducir de mis palabras".

Pero uno de ésos que defendiste te traicionó y en tu rostro está la prueba de la traición.

"Eso ocurrió en Manacas. Resulta que quien yo creía que era mi mejor amigo, por quien llegué a sentir inmenso cariño y llegué a querer como a un hermano, quizás por sentimientos de inferioridad o por envidia ante mi fama en el presidio me atacó cobardemente. Esta ha sido una de las grandes decepciones que he tenido en la vida, pero supe sobreponerme a aquel mal momento".

¿Te has casado alguna vez en prisión?

"Oye, sííí… llevaba ya dos años en el Pre cuando me empaté con Yakelín en una visita familiar. Su nombre completo es Yakelín Vizcaíno Mustelier y nos casamos el 15 de febrero de 1994. A la boda asistió prácticamente toda la población penal. Recuerdo que yo estaba en medio del salón del público cuando ella llegó vestida de novia. Nada más me vio corrió hacia mí y se me lanzó en los brazos. Nos dimos un prolongado e intenso beso que dejó mudos a los presentes. Lamentablemente, nuestra relación duró poco, ya que a los dos días me trasladaron al Régimen Especial "La 26" en Camagüey y aquello parece que la decepcionó mucho. Es cierto que yo tenía un vasto curriculum de hechos de sangre para que me internaran allí, pero también es cierto que estaba tranquilo y no quería tener más problemas. Aquello me puso mal y lo que ocurrió después, en parte, se debió a ese procedimiento carcelario que por poco acaba con mi vida".

De nuevo estás en el régimen penitenciario de máxima severidad ¿Por qué?

"Hace un año, tres reclusos mataron a un amigo mío. Él se llamaba Yosvani Rodríguez de la Rivera. Yo me vi en la obligación moral de vengar su muerte, por eso le di puñaladas a dos de ellos. Por eso estoy aquí, de celda en celda, esperando que me trasladen para la prisión de Régimen Especial que se construyó aledaña a esta prisión".

Tienes 34 años de edad y dieciocho de ellos los has pasado preso. ¿Qué opinas de la cárcel?

"Esto es una porquería, perdonando la palabra. No educa, ni ayuda a nadie, todo lo contrario, embrutece más al hombre".

Eres el condenado más famoso de las cárceles villaclareñas. ¿A qué tú crees que se deba esa fama?

"A no pocos ha impresionado mi valor personal, y me consideran su ídolo. Como he sido siempre amigo de los amigos -y lo digo porque se sabe cómo es la prisión- y que he tirado p'alante en los momentos difíciles de verdad".

¿Por qué la Bandera de Villa Clara?

"Esto se relaciona con la respuesta anterior. Soy todo un personaje en el presidio común villaclareño y cubano. Lo he demostrado en todas las prisiones donde he ido a parar: En el Pre (Prisión Provincial de Jóvenes de VC), La Pendiente, Guamajal, Manacas, Nieves Morejón, Canaleta, La 26 (se me perdió la llave), Boniato, Mar Verde y el Combinado del Este. En todos esos lugares, ¿Quién no conoce a Enriquito Toca?. Poseo un gran don para ganar amigos y conservarlos aferrándolos a mi alma con garfios de acero. Puedo decir con orgullo que nadie ha sido para mi tan alto ni tan encumbrado al cual no pudiese llegar. Ni tan bajo y humilde que no supiese hacerme pequeño y sencillo para ponerme a su nivel".

Impresiona el curriculum delictivo de Enriquito Toca: 1986 condena de 3 años por tentativa de asesinato, 1988 condena de 6 meses por lesiones, 1989 condena de 8 años y 6 meses por lesiones y desórdenes en un establecimiento penitenciario, 1992 condena de 12 años por tentativa de asesinato, 1996 condena de 6 meses por lesiones, 2001 condena a 8 años por lesiones, evasión y tenencia ilegal de armas, 2002 condena de un año y 3 meses por portación ilegal de armas, y desórdenes, 2003 condena de 3 años por lesiones y desórdenes y en 2004 condena a 7 meses por desacato.

A partir de ese año tiene que extinguir una condena de 22 años como sanción conjunta valedera a la hora de recibir los beneficios del sistema penitenciario cubano, sólo cuando arribe a los 10 años cumplidos.

Dices que éste ha sido tu destino porque nunca te han dado una oportunidad; ¿De qué oportunidad se trata, Enriquito?

"Nunca nadie me ha dicho: 'Mira, chico, ésta es la sociedad, es tuya, tómala y ve a ver si puedes hacer una vida distinta'. Si me hubiesen dicho eso, seguro que no hubiera vuelto".



Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

IMPRIMIR



PERIODISTAS EN PRISION

PRENSAS
Independiente
Internacional
Gubernamental
IDIOMAS
Inglés
Francés
Español
SOCIEDAD CIVIL
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
DEL LECTOR
Cartas
Opinión
BUSQUEDAS
Archivos
Documentos
Enlaces
CULTURA
Artes Plásticas
El Niño del Pífano
Octavillas sobre La Habana
Fotos de Cuba
CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe Anual
Correo Eléctronico

DONACIONES

In Association with Amazon.com
Busque:

Palabras claves:

CUBANET
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887

CONTACTOS
Periodistas
Editores
Webmaster