CUBANET .INDEPENDIENTE

8 de noviembre, 2001


La cascarilla no es Antrax

Claudia Márquez Linares, Grupo Decoro / CubaNet

LA HABANA, noviembre - Cada vez que un cubano necesita que se le abran los caminos, por muy católico que sea, acude al uso de la cascarilla. No hay rito de la Regla de Osha o santería que no necesite de ese polvo blanco hecho con cáscara de huevo, al que le atribuyen poderes sobrenaturales.

Cuando el padrino Pedro, de procedencia haitiana, le recomendó a Mercedita que echara cascarilla en el interior del sobre que ella enviaría a la Sección de Intereses de Norteamérica (SINA) en Cuba, el corazón de Mercedes se llenó de esperanza.

Con mucha fe compró en el yerbero tres bolitas del producto mágico, las machacó en un mortero y echó el polvo sobre la carta, en forma de cruz, mientras imploraba a Elegguá que le abriera el camino y le concedieran la visa para irse del país.

No por gusto los oficiales de la SINA han tomado sus medidas de seguridad. Con la situación que se ha desatado en Estados Unidos por los ataques con Antrax, que casualmente los terroristas envían en sobres de correo en cuyo interior echan un polvo blanco parecido al de la cascarilla, en la SINA han decidido revisar cuidadosamente la correspondencia de los miles y miles de cubanos que escriben a esa sede diplomática.

Según una fuente que pidió no ser identificada, montañas de cascarilla se podrían levantar alrededor de la SINA debido a la cantidad de cascarilla que allí se detecta en el interior de las cartas.

Pero ahora nadie puede acercarse al buzón con el sobre cerrado porque después que los guardias de seguridad lo revisan, éstos le facilitan a la persona un sobre nuevo para que deposite en él su correspondencia.

Es lamentable que a la cascarilla no se le deje cumplir hasta el final con sus difíciles obligaciones: en el momento que el funcionario abre el sobre y lee la petición la cascarilla surtía efecto. Muchos cubanos están hoy en Miami gracias a las bondades de este polvillo blanco.

Mercedita fue citada para la entrevista y de todas maneras afirma que la cascarilla la acompañará durante los trámites: "M 'ijita, yo cojo el polvo, me hago unas cruces con él en la planta de los pies y en el pecho, y ¡no digo yo si me dan la visa!"

La esperanza es lo único que no se pierde, ¿no?


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba no permite al ciudadano cubano acceso privado a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.


[ TITULARES ] [ CENTRO ]

Noticias por e-mail

La Tienda - Libros , posters, camisetas, gorras

In Association with Amazon.com

Busque:


BUSQUEDA

Búsqueda avanzada


SECCIONES

NOTICIAS
Prensa Independiente
Prensa Internacional
Prensa Gubernamental

OTROS IDIOMAS
Inglés
Aemán
Francés

SOCIEDAD CIVIL
Introducción
Cooperativas Agrícolas
Movimiento Sindical
Bibliotecas
MCL
Fraternidad de Ciegos
Seguidores de Cristo
Estudios Sociales
Ayuno

DEL LECTOR
Cartas
Debate
Opinión

BUSQUEDAS
Archivos
Búsquedas
Documentos
Enlaces

CULTURA
Artes Plásticas
Fotos de Cuba
Anillas de Tabaco

CUBANET
Semanario
Quiénes Somos
Informe 1998
Correo Electrónico


CubaNet News, Inc.
145 Madeira Ave, Suite 207
Coral Gables, FL 33134
(305) 774-1887